Cómo cultivar hierbas en maceta

Tener hierbas en maceta para cocinar realmente es lo más sencillo del mundo, ni siquiera hace falta tener un jardín, mucho menos uno enorme. De hecho con tan solo tener un espacio lo suficientemente amplio para poder poner macetas es más que suficiente. Un sitio que no se utilice demasiado y al que le pegue un sol moderado es el único requisito real para poder comenzar a aderezar las comidas que se preparan en casa con las hierbas también “caseras”.

Cultivar hierbas en maceta trae consigo varias ventajas. La primera es que sale mucho más económico cultivarlas en la casa que comprarlas en el mercado. Esto es un bono seguro para el bolsillo. Por otro lado, también de esta manera se asegura que no estén contaminadas con fertilizantes no ecológicos, lo que podría ser perjudicial para la salud, además de dañar la calidad de la hierba. Además, al tenerlas en la casa se consiguen frescas y recién cortadas; así el sabor y aroma se potencian, lo que siempre viene bien a la hora de cocinar.

hierbas en maceta

Quizás una de las más importantes ventajas de tener un huerto dentro de la casa es que se puede usar para decorar. Aunque no lo parezca, tener hierbas plantadas es algo que llama mucho la atención de las visitas. También aligera el ambiente de la casa y le da un toque más hogareño. Aparte, si este tipo de actividades trae como efecto secundario positivo embellecer la casa y sin necesidad de hacer ningún tipo de esfuerzo extra, algo que pocas veces se logra.

Antes de plantar las hierbas se necesita tener en mente lo que se quiere. Tener una buena variedad hará que las recetas sean más ricas en sabor, además de hacer que sean más llamativas y por lo tanto, la casa quede más hermosa. Algunas de las mejores elecciones son la mejorana dulce, la citronela, la salvia, albahaca, menta, tomillo… y muchas otras.

Es hora de preparar las hierbas en la maceta. Para ello se debe buscar una que sea lo suficientemente grande para albergar las hierbas que se quieran cultivar. También se pueden buscar varias para poder cultivar una buena cantidad de ellas. Lo realmente importante de la o las macetas es que tengan agujeros debajo para que pueda drenar bien el agua. Lo que se debe hacer ahora es llenarla con grava y arena para que agarren peso y el agua circule bien. La idea es que el nivel quede a más o menos un cuarto de la maceta.

hierbas en maceta

Ahora hay que añadir a la maceta una mezcla de compost, el que dará los nutrientes necesarios a la planta. Debe quedar hasta aproximadamente tres cuartos del espacio de la maceta. Por último se colocan los tallos de lo que se quiera plantar, 15 centímetros unos separados de los otros para permitir que crezcan correctamente porque así no se enredarán las raíces. Tan solo queda llenar con un poco de tierra el espacio que queda entre los tallos para que se puedan sostener firmemente.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *